Arterial

«Spiritual Instinct»: La profundidad introspectiva de Alcest

Hoy día, Alcest es una de las bandas más reconocidas en los terrenos musicales que fusionan, tanto en el Shoegaze, como en el Post Black Metal, también llamado Blackgaze. Desde 2001, Neige ha liderado un proyecto que ha visto pasar diversas personas que fueron parte del camino. El demo «Tristesse Hivernale» [2001] tiene toda la pinta de ser un material muy osco, dirigido principalmente hacia caminos muy hostiles. Hoy, casi 20 años después, nos encontramos ante «Spiritual Instinct», su sexto material de estudio, habiendo pasado por diversas emociones y matices en todo este tiempo.

Con el álbum «Kodama» [2016] tocaron lugares más obscuros. Fue el álbum contrapuesto en sonido a lo que hicieron previamente con «Shelter» [2014], con canciones mucho más amigables auditivamente, pero que no por eso fueron malas, aunque los seguidores más duros de la banda estuvieron en desacuerdo. Para «Spiritual Instinct» retomaron un sonido más orgánico, con algo mucho más cercano a la realidad, sin tantas capas de guitarras y secuencias que en vivo suenan presionando sólo un botón.

Alcest es de esas bandas que pueden ser muy ruidosas y llenarse de mucha cólera, como también tener partes muy sutiles y emotivas; todo en la misma canción. Si bien las figuras de Neige en la guitarra suelen ser sencillas y no pasan de ser círculos, es el fraseo y el crecimiento que le da a las canciones lo que se fusiona con el poder de Winterhalter en la batería para los acostumbrados finales Black Metal de canciones que llegaron a una cima de emociones.

Una esencia tal vez un poco más difuminada en contundencia, pero que va un poco más profundo en atmósfera en las 6 canciones que conforman «Spiritual Instinct». Desde el comienzo de «Les Jardins de Minuit» con ese espeso bajo y la batería pegando con corcheas. «Protection», el primer sencillo tiene un poco más del sonido clásico de Alcest, con una predominancia en las distorsiones y la contraparte de coros barítonos. «Sapphire» llega a acentuar lo que hemos mencionado antes de los gritos Black Metal, teniendo un estribillo algo pegajoso.

El comienzo de «L’Île des Morts» sugiere algo Industrial, que se rompe luego de 40 segundos con la irrupción de los guitarrazos en un compás inusual para Alcest. Finalmente llega en el disco una parte de descanso, en el que la batería se silencia por completo y Neige puntea suavemente las cuerdas, recordándonos puentes como en «Summer’s Glory» del disco «Les Voyages de l’âme» [2012]. «Le Miroir» podría ser la canción más interesante de este disco, con un aumento progresivo sobre la misma base, llegando a una cima y luego el descenso. Finalmente llega una canción que se conecta más con el álbum previo, más del estilo Blackgaze, que personalmente se tiene la opinión de que debió ser la canción abridora de esta nueva producción.

El año pasado tuvimos el privilegio de presenciar 2 veces en México a Neige y Winterhalter con sus músicos de apoyo. Pasando ese tiempo, la grabación de «Spiritual Instinct» fue muy rápida, pero no por eso suena a un mal álbum o un disco que «haya tenido que salir». Esperamos de nueva cuenta a los franceses por nuestro país.

Have your say