Arterial

¿Qué nos dejó esta temporada de festivales?

Podemos decir que la temporada de festivales de la primera parte del año ya concluyó. Desde principios de enero a la fecha hemos pasado por toda una oferta para todos los gustos. Festivales que celebran su trayectoria, anuncios de carteles que nos emocionan hasta las lágrimas y bandas que jamás imaginamos ver en nuestro país, o que pensamos que pasaría mucho para que vinieran. La oferta es cada vez mayor, y es que en México hay una creciente comunidad que arriesga y apuesta por esas agencias que traen a sus bandas favoritas, aunque sea que tengan que moverse a otras entidades federativas.

Hagamos un recuento de los carteles y su oferta:

Febrero:

  1. Bahidorá [Morelos]
  2. Roxy [Guadalajara]

La fiesta de 3 días en Las Estacas parecía no tener fin. El festival está más orientado hacia los sonidos electrónicos y sus variantes, que pueden ir desde el Chillwave, House, Techno, Dance, entre otros. Otro gran atractivo de este festival es su locación, que te permite disfrutar de la celebración en traje de baño, tragos y una brisa que anuncia la pronta llegada de la primavera. Este es un buen comienzo para la festivaliza que se desata a principios de año y escapar un poco de la agitación y ruido citadino.

Por tercera ocasión se llevó a cabo el festival Roxy en Guadalajara. Desde el inicio dio tremendas sorpresas al meter en su cartel a Morrissey y Placebo. Esta tercera edición apeló más al sonido de guitarras Grunge y a la nostalgia de la década de los 90, con bandas como Stone Temple Pilots y Bush, y de manera innegable a Caifanes, que demuestra que siguen vigentes los himnos con los que las últimas generaciones hemos crecido.

Marzo:

  1. NRMAL [CDMX]
  2. Vive Latino [CDMX]
  3. Pa’l Norte
  4. VAIVÉN

El NRMAL se complació en presentar su décima edición. Un festival que inició en la terraza de una escuela en Monterrey y que hoy día es de los que presenta una visión más vanguardista. Suele tener una minuciosa selección de bandas que nadie se ha atrevido a traer antes, pero que tienen su sólida base de seguidores en nuestro país, y que año con año ha crecido el éxito y renombre del festival. Su línea suele ser underground, y entre ellas ha traído a leyendas del Shoegaze, Dream Pop, Space Rock, Avantgarde. Este año logró lo que nadie antes: aliarse con la estación de radio más famosa de EE.UU., la KEXP, y realizar una serie de sesiones en vivo con talento nacional, las cuales están disponibles en la red.

El Vive Latino se ha ganado el mérito a ser nombrado uno de los festivales más importantes de Iberoamérica. Es la plataforma asegurada para ganarse al público. Desde 1998 se ha encargado de presentar propuestas que amarran un aforo que inspira confianza para otra edición. Este año el cartel fue casi en su totalidad de puros proyectos de países de habla hispana, y algunos otros anglosajones, como Snow Patrol, The 1975, Editors y Foals, mientras que los actos pesados corrían por parte de Café Tacvba, Carlos Santana, Caifanes, Juanes, Bunbury, Santa Sabina, El Tri, entre muchos, muchos más.

En el Norte del país han demostrado que también pueden tener carteles sumamente envidiables, y que sin problema alguno se hablan de tú por tú con los de la Ciudad de México. El Pa’l Norte logró vender la totalidad de sus boletos y tener un aforo total con los actos principales, que fueron encabezados por Arctic Monkeys, Kings Of Leon y Santana, aunque por ahí mucho se habla de que The Hives le comieron el mandado a Alex Turner y compañía. La competencia se pone cada vez más intensa, y en ese sentido nos conviene porque se aventuran a crear carteles cada vez mejores.

En el Festival VAIVÉN es en el que nos hemos sentido más acalorados. No sólo por la locación, que sobra decir lo impresionante que es, rodeados de fuentes, aspersores de agua, jardines y arbustos de colores y con recortes de animales. Además de la oferta gastronómica, la musical estuvo por lo alto, y nos estuvimos despidiendo cerca de las 4 de la mañana cuando Disclosure esta cerrando actividades. The Chainsmokers demostró que tienen un poder impresionante para dar un show de gran calidad, mientras que desde Glasgow, Escocia, nos visitaron CHVRCHES, quienes son muy queridos en nuestro país.

Abril:

  1. CEREMONIA GNP

Con toda certeza podemos decir que el cartel del CEREMONIA es uno de los más impresionantes que habremos visto este año. El festival sigue una tendencia por la música electrónica y experimental, pero este año se pasó de la raya al tener como principales a Massive Attack, con todo e invitados especiales, siendo que ésta fue la única fecha que dejaron viva de toda Norteamérica, al haber cancelado la gira en la región. Un acto que seguimos digiriendo fue el de Aphex Twin, que más que música, eran sonidos y una telaraña de experimentos sonoros, que se ambientaba al mismo tiempo de unos visuales que nos mandaron hasta Saturno. Jon Hopkins, Modeselektor y Khruangbin no se quedaron nada atrás en la calidad de ejecución y actos en general, con especial mención para el señor Hopkins.

Mayo:

  1. Corona Capital Guadalajara
  2. Festival MARVIN
  3. Pulso GNP

Un cartel chiquito, pero cuánta carnita encontramos en él. No nada más en los actos principales, sino en absolutamente todas las líneas. Este festival era para disfrutarse desde que abrieran las puertas. La segunda edición del Corona Capital Guadalajara se llevó las palmas de pie con semejante alineación. Actos de primera categoría con la fusión de los visuales y la música en conjunto de Tame Impala y The Chemical Brothers; el poder de Karen O y ejemplo de frontwoman que es con los Yeah Yeah Yeahs; el inmejorable set de Phoenix y toda la magia que contagian. Esperemos a principios del 2020 por un cartel que no nos haga dudar ni un momento.

Todas las ediciones del Festival MARVIN tienen su alta dosis de escena underground. Para este año se lucieron con unas leyendas del Punk y Post Punk como son WIRE, con la vanguardia y discurso de contracultura de Lydia Lunch, y Damo Suzuki, quien hizo colaboraciones con la banda de Progresivo y Krautrock CAN. La comodidad de que los escenarios estén distribuidos en la zona de Roma-Condesa y que te permita la libertad de moverte a pie o con el acceso al Turibús que te otorga tu boleto, son sólo algunos de los puntos por los que recomendamos no perderse la próxima edición del festival, además de que hay talleres y pláticas irrepetibles.

La creciente demanda de actos ha orillado a las promotoras a descentralizar los festivales de la Ciudad de México, además de que en cierta manera se activa el turismo en la región. Para su segunda edición, el festival PULSO GNP presentó una variada alineación repartida cómodamente en 4 escenarios, teniendo una variación de actos como Caifanes, Interpol, Auténticos Decandentes, Wolfmother y hasta Silverio, que poco le faltó para desnudarse por completo, como acostumbra hacer en sus presentaciones. Las actividades se cerraron con el bailongo y polvareda que se levantó por la fiesta que inició Mi Banda El Mexicano. Un clima bastante agradable, con un Sol brillante, pero que no quemaba ni fatigaba.

Junio:

  1. Forever Alone Fest [Ciudad de México]

El Forever Alone Fest es una de las iniciativas que necesitan voltear a verse. Desde el 2017 se consolidaron como el primer festival de Post Rock y Math Rock en Latinoamérica, trayendo actos del calibre de Caspian, This Will Destroy You, TOTORRO, LITE, Mylets, Kinder, por nombrar algunos. La escena nacional ha ido en aumento y con un sentimiento de hermandad, compartiendo escenario entre ellas. Ha sido el caso de A Shelter In The Desert, For Dummies, Vyctoria, Awful Traffic y hasta DJ Perro, que es la primera banda mexicana que formará parte de la próxima edición del festival ArcTanGent, La Meca del Post Rock, a donde todo seguidor debe ir al menor una vez en su vida. Este año ampliaron su oferta con venta de arte, retas de videojuegos, litografías y todo un mundo de cosas geek.

Have your say