Arterial

La divergencia sonora de Stereolab en 7 canciones

Hablar de Stereolab es abrir toda una gama de experimentación sonora. La banda se convirtió precisamente en la antítesis de eso que motivó su formación. Al hablar de Stereolab no hablemos de géneros, sino de discos; e incluso dentro de sus mismos discos existen divergencias que son puntos de encuentro entre el Jazz, Post Rock, Krautrock, Avantgarde, Lounge, Art Pop, Space Rock y más resultados materializados en sus obras. Su primera década de vida fue sumamente prolífica, casi lanzando un disco por año, pues tenían fijo en mente sacar la mayor cantidad de música que les fuera posible. Algo como lo que hoy vemos con King Gizzard And The Lizzard Wizard.

1 – Enivrez-Vous  [Peng! (1992)] – Charles Baudelaire y uno de sus poemas fueron los motivadores para esta canción. Apenas 3 acordes fueron necesarios para componer esta canción. Va más allá del sentido de embriagarse con alcohol, sobre emborracharse y abrumarse de lo que fuera: vino, música, letras, cualquier cosa que pudiera alejarnos de esta vida y el sentimiento de muerte. A lo largo de la canción, unos tonos graves van enmarcando el recitar de Lætitia Sadier.

2 – Tone Burst [Transient Random-Noise Bursts With Announcements (1993)] – Ningún disco suena igual o parecido a otro. Stereolab se formó en medio de una época de mucha experimentación con las guitarras, con filtros y una tendencia a viciar las señales. Stereolab tomó parte de esa influencia, pero no por completo, así que no llegaron a sonar del todo como el Shoegaze, reduciéndose a un sonido más digerible, como el Noise Pop, con cierto efecto de «fuzz» en las guitarras.

3 – Nihilist Assault Group [Mars Audiac Quintet (1994)] – Una muy importante mención obligada es hablar sobre el trabajo de Stereolab en el Krautrock. 30 años después del camino que fue abierto por bandas como Tangerine Dream, The Velvet Underground y desde luego NEU!, seguía teniendo eco que se vio reflejado de manera muy marcada en el tercer álbum de Stereolab. Un base rítmica monótona y una melodía proclive a explotar en alguna de las vueltas que da en su desarrollo, como sucede con el «fuzz» que se deja caer a mitad de la canción.

4 – We’re Not Adult Orientated [The Groop Played «Space Age Batchelor Pad Music (1993)] – La etapa previa al lanzamiento del disco «Mars Audiac Quintet» fue bastante prolífica, ya que un año antes de su estreno, y en el año en que habían estrenado «Transient Random-Noise Bursts With Announcements», la banda sacó un EP, que más bien tiene cara de Mini-LP. Ocho canciones que anunciaban la tendencia Krautrock del próximo álbum de Stereolab y la hipnótica combinación de las guitarras y el timbre de Lætitia.

5 – Percolator [Emperor Tomato Ketchup (1996)] – Este álbum es tal vez uno de los más complejos en los que han trabajado. Dentro de él se encuentran 13 canciones en la que predomina la armonización de distintos ritmos en una sola canción, el contrapunto en la voz de Lætitia y sus diferentes voces. Lo «groovy» del bajo que se mantiene como un espiral que va de arriba abajo mientras la canción se desenvuelve en un sólo acorde que va alternando la tónica y lo convierte en séptima, sexta hasta volver a un acorde de puras quintas. ¡Una canción hechizante!

6 – Rainbo Conversation [Doots And Loops (1997)] – Luego de la primera mitad de la década de los 90, Stereolab dio un viraje abrupto. Este disco es considerado uno de sus clásicos, y no es para menos. Suavizaron el sonido de las guitarras, a la par que había una extraña convivencia de influencias Bossa Nova, Space Rock y sonidos electrónicos. Acordes maj7 alternados con add9/6 y disminuidos, fueron sólo una de las cosas inquietantes que llevaba a perderse en este álbum.

7 – Velvet Water [Cobra And Phases Group Play Voltage In The Milky Night (1999)] – Alguien quien no conociera a Stereolab, no pensaría que también podían hacer canciones así. El Lounge Pop que comenzaron a fraguar, marcó otra línea que abría aún más el abanico de probabilidades para Stereolab. Al ser una variante que proviene del Jazz, Stereolab atenuaba el dinamismo que predominaba en otros discos. Para la siguiente década, Stereolab sería una fusión de todos estos caminos que experimentó.

 

Stereolab ha vuelto a los escenarios, y en México nos preparamos para recibirlos por primera vez como parte de la tercera edición del festival Hipnosis, encabezado por ellos, por el regreso de Sean Lennon con The Claypool Lennon Delirium y Electric Wizard como actos estelares.

Próximo 26 de octubre en Las Caballerizas, Huixquilucan, Estado de México.

Have your say